ChatBots para Restaurantes

Reservar mesas, hacer pedidos y procesar pagos con un chatbot.

Gartner predice que para 2020, un 85% de las relaciones entre empresas y clientes se gestionarán sin interacciones humanas. Las encuestas muestran que el 89% de los consumidores optan por interactuar con las empresas a través del texto y el 64% de los consumidores que se comunican con las empresas a través de este medio quedan con una impresión positiva.

Claramente, no estamos lejos del momento en que la mayoría de las interacciones se automatizarán por completo, dado que la inteligencia artificial conversacional y los chatbots inteligentes están jugando un papel crucial en casi todas las industrias.

Con los chatbots convirtiéndose en la corriente principal, varias industrias los están utilizando, ya que ofrecen oportunidades mayores y menos intrusivas cuando se trata del compromiso del cliente. Es solo una cuestión de tiempo antes de que los chatbots en los restaurantes sean la vanguardia.

Diseñados para comunicarse de manera significativa con los clientes, los chatbots pueden ser integrados con cualquier interfaz (Facebook, Slack o Android, por nombrar algunos).

Por ejemplo, el bot de pizza de Domino toma los pedidos de entrega directamente desde Facebook Messenger con un simple emoji.

Dado que la retención y lealtad del cliente es el núcleo de cualquier negocio basado en servicios, es de suma importancia que los restaurantes cumplan y superen las expectativas cuando se trata del servicio al cliente.

Sin embargo, ya sea recibiendo pedidos de comida, haciendo una reserva o incluso para obtener recomendaciones, es imposible que el personal de servicio cumpla con los estándares de todos en forma constante, lo que puede resultar en una imagen de marca negativa para el restaurante.

Con los chatbots, sus clientes ya no necesitan hacer una llamada para reservar una mesa, esperar que el personal los atienda o esperar en una fila para que las mesas se desocupen.

Los restaurantes tampoco necesitan tener un empleado exclusivo para hacer esas tareas para los clientes. Los bots pueden programarse para realizar una gran variedad de tareas, desde responder  preguntas frecuentes, hacer una reserva, pedir comida o procesar el pago.

El bot puede llevar a cabo estas tareas de manera similar a un ejecutivo de servicio, siendo la diferencia: puede ejecutarselas 24 horas, sin ningún tiempo de inactividad y a una escala casi sin límites.

Escenario de ejemplo

El cliente utiliza el chatbot para pedir un plato de mariscos. Después de evaluar el orden, un chatbot inteligente puede ofrecer sugerencias sobre cómo emparejar ese plato con un vino tinto.

Además, si el cliente está buscando simplemente pedir vino junto con su comida, el chatbot muestra recomendaciones sobre los diferentes tipos de vinos disponibles en el restaurante.

El cliente selecciona el vino de su elección y realiza el pedido. Si se trata de un pedido de entrega, el pago se puede procesar a través del propio bot.

¿La mejor parte? No tiene que pedir a sus clientes que descarguen el chatbot como una aplicación (se puede integrar con el canal que prefiera). Ahora, con la ayuda de guiones conversacionales, estos robots también mantienen la conversación en curso. Ya sea haciendo preguntas relevantes, compartiendo trivias interesantes o incluso haciendo bromas ocasionales como lo haría un conocido.

Además, los chatbots en los restaurantes pueden tener otros usos como para el marketing. Los bots pueden servir como una herramienta de recopilación de inteligencia que ayuda a un restaurante a comprender a sus clientes.

Con los datos de contacto del cliente, los pedidos anteriores, el método de pago preferido, etc., el chatbot en el restaurante no solo puede personalizar una interacción con el cliente, sino también recompensar / incentivar a los clientes leales a consumir más, todo a través de una conversación de chatbot bien diseñada.

Adicionalmente, mientras que el personal se enfoca en preparar y servir comida, los chatbots pueden interactuar con los clientes respondiendo preguntas relacionadas con los horarios de apertura y cierre, los puntos de recogida o si el restaurante está abierto en un día festivo.

Los casos de uso de chatbot en los restaurantes dependen en gran medida del tipo de experiencia que los restaurantes desean ofrecer a sus visitantes.

En múltiples industrias, la captura y la retención del interés del cliente a través de tecnologías impulsadas por IA se ha convertido en una prioridad.

Se estima que 2 mil millones de mensajes han sido enviados por 60 millones de empresas solo a través de Facebook messenger mensualmente. Esto demuestra que existe una gran oportunidad para integrar chatbots en los restaurantes cuando se trata de mejorar el compromiso del cliente y, por lo tanto, abrir las puertas a un grupo demográfico más amplio.

¿Quieres más información?

Contáctanos